martes, 4 de agosto de 2009

PUEBLO PERDIDO


TÍTULO 2º
CANTOS DE PATRIOTAS
CAPÍTULO VI
LA GUERRA DEL BICENTENARIO

El derecho criollo aplastando al derecho natural indígena.

Los criollos han ordenado la patria nueva, y con la llegada de ilustres personajes europeos, han emprendido la tarea legislativa. Siguiendo la tradición codificadora de la ya vencida madre patria, muchos juristas han iniciado la copia fiel de los textos españoles y franceses para regular la conducta de los chilenos.

Pero existe un gran contingente humano, que lleva miles de lunas en estas tierras, que no necesitan conocer las nuevas leyes, ya que han asumido las suyas por milenios.

Los hitos demarcando las tierras ancestrales como tierras privadas de un solo sujeto, son una afrenta descarada a la cultura del mapu. Los toquis han concurrido hasta la apartada ruca del cacique Catileu, famoso por su inteligencia, valentía y audacia guerrera, habiendo incluso logrado alejar a los jesuitas de sus dominios antaño. Los jóvenes generales, desean expulsar de sus tierras a tan atrevido sujeto, que junto con los mojones ha plantado un imponente cartel tallado en madera con la frase "Lo de Zamorano".

El viejo cacique ha escuchado a los jóvenes y tras escarbar las brasas con su bastón de luma, inicia su sentencia.
- Ustedes los más jóvenes, conocen del ímpetu transformado en ira, pero no conocen el día tras la noche de la batalla. Si vas tras los hombres de barbas y los matas, otros miles por el sólo orgullo herido, surgirán de la nada y os perseguirán hasta darles caza. Recuerden a Galvarino... que hasta sus manos perdió por puro capricho del extranjero.
-¡¿Entonces les damos las tierras?!, reclama el más jóven de todos.
-No... eso es cobardía. Debes cansar al enemigo para que su derrota evite derramar nuestra poca sangre.

Los toquis saben que en batalla franca su gente ha muerto en masa, tanto como muchos en manos de los encomenderos, nombre elegante para los esclavistas de indígenas de este lado del mundo. Emprenden su regreso a la aldea bajo el diáfano manto de la luna... sus pensamientos los enmutecen, la ira es mala consejera, hay que hacer las cosas al estilo del viejo sabio. Él nunca se ha equivocado.

La noche siguiente y durante un mes, un grupo de corpulentos guerreros, con el agua hasta el cuello, hacha en mano, destruyen las bases del puente tan arduamente construído, bajo el caudal del rio, para no ser visto por el enemigo. La batalla es silenciosa pero eficaz. Poco tiempo después, mientras un grupo de peones de don Matías cruzaban a caballo el puente, se fueron a pique tras un estrepitoso ruido de maderos rotos. La mitad del puente es arrastrado por el torrentoso río en ese mismo instante. El resto, fue tragado por el cauce el siguiente invierno. Lo de Zamorano, vuelve a ser de los indígenas del lugar. Más, no por mucho. Años después, los habitantes de esas tierras, serán expulsados sistemáticamente, hasta casi exterminarlos por falta de alimentos y de tierra para cultivos. Nuevamente la imponente montaña surgida de sus ancestros les sirvió de refugio. La guerra entre las nuevas leyes y las antiguas costumbres, no termina... son el legado del bicentenario de esta joven patria.

2 comentarios:

Anne dijo...

Hola Ivan:
Me he tomado mi tiempo, para hacer, este comentario, pues, tus post, siempre son super interesantes, y . . en este caso puntual, me llevo, a esa parte de la historia , de mi país, de la cual sientes. . . vergüenza, .. no se si sabes, acá en Uruguay, los indígenas , por excelencia , los charruas , como la mayoría de tribus indígenas americanas, comenzó a tener su mayor declive con la llegada de los colonos españoles, ellos acusaron las enfermedades, los vicios y las guerras contra unos colonos mucho mejor equipados. Aun así presentaron resistencia feroz, y allá por la independencia de los países americanos de la corona española, los Charruas apoyaron a los criollos Uruguayos en sus deseos secesionistas, formaron militarmente junto a ellos y lograron expulsar a los españoles. Mas adelante, las tribus Charruas lucharon directamente contra los brasileños apoyando al gobierno Uruguayo en sus luchas intestinas contra el gobierno brasileño, los indígenas, una vez mas, demostraron la cooperación con los criollos uruguayos, pero estos hijos de colonos, lo único que querían eran todas las tierras y sus riquezas, lo único que querían era aniquilar a los pueblos indígenas.
El final. . . vergonzoso , la guinda de la torta, . . . y en lo personal . . lo mas aberrante , es que los últimos cuatro indígenas Charruas, fueron vendidos por Uruguay a un Museo Frances, donde fueron exhibidos con vida dentro de una vitrina.
Senaqué, Tacuavé, Guyunusa, y Vaimaca Perú fueron la vergonzosa atracción viviente de la Jet Set parisina, siendo Vaimaca Perú, el ultimo con vida, la cual abandonó con una mirada triste y sin aliento bajo una de esas vitrinas. Este fue y será el último Charrua.
En mi pais , no hay indios, ni uno solo, de ellos solo nos queda su mistica"Garra charrua".-
Mil perdones, por un comentario tan largo. . . pero no siempre uno tiene la posibilidad de decir lo que siente y quiere.-
Cariños Ivan desde Montevideo

ivan-medina dijo...

...ops!!!
qué puedo decir ante tan triste historia. NO pidas disculpas por lo largo del texto que eso a mi no me molesta en lo absoluto. gracias por contarme y hacerme cada día menos ignorante.
Acá con los Mapuches es una eterna guerra por las tierras que el fisco le vendió a particulares para explotar los bosques nativos,(feo eso)y de pasadita les dejò sin tierras.
Y lo que más me avergüenza, es que si hacen desmanes, les aplican la ley antiterrorista, con penas muy altas.
Con los aymaras (otra etnia, pero del norte de chile) no pasa eso, hay mayor respeto por sus asentamientos y mayor integración de ellos al modelo estatal.Pero el motivo real es que viven en el altiplano, y ahí no hay bosques que explotar. Y curiosamente, existiendo aún tanto mapuche en Chile, ningún político abraza su causa.
Gracias por tus comentarios amiga charrúa.Cariños desde Iquique.