lunes, 15 de febrero de 2010

MIRANDO LA VIDA


LA PRISA EN EL AMOR

"Nunca sopla el viento a favor, cuando se trata del amor y pretendes ir de prisa..."
Justificar a ambos lados
La frase no es mía, muy cursi para mí, pero es cierta. Aunque debo reconocer que a veces confunden mi determinación y sinceridad al expresar mis sentimientos, con la prisa. Esta última se refiere a las relaciones y a la oportunidad para imponer nuestras reglas y sueños de pareja... el inicio de la relación es otra cosa y en lo personal, odio los rodeos y a las personas que muriéndose de ganas, se hacen los indiferentes ante un sentimiento noble y correspondido, pero insisten en ocultarlo y dar lugar a ese juego doloroso de romper ilusiones. Los propósitos que tengan para tan mala costumbre me son indiferentes y poco dignos de análisis.

Pero el tema acá es otro. En una relación ya desarrollada, no se puede ser impaciente ni esperar dirigismos, eso mata el encanto y hace sentir que se está con una persona manipuladora, por que en un romance inicial, sólo se espera que los sentimientos fluyan y eso está muy excento de control y peticiones racionales.

Entonces la prudencia debe ser la consejera fiel y dejar que la pareja se adapte y pueda apreciarse concreción. Pero ser impaciente, como algunas amigas mías, es un error y lleva al fracaso más seguro. Entonces esa frase cantada por un artista famoso español, cobra mucho sentido, por que nunca sopla el viento a favor, cuando se trata del amor y prtendes ir de prisa. A mis amigas féminas, les ocurre mucho después de los 30, que sienten que el tiempo lo han perdido cuando un hombre no las lleva al altar o no se somete a sus deseos con la rapidez de un rayo.

Y yo como varón les digo, que no hay peor condimento en una relación, que las presiones, el reproche y la exhibición de desencanto hacia uno por no marchar al ritmo de sus himnos. El amor, al ser bien tratado, sin influencias racionales desesperadas, da como resultado, el firme deseo de concretar una relación, con radicales cambios conductuales, pero tan bien logrados, que no se notan o no se extrañan. En suma, una mujer inteligente, que respeta los tiempos y los verdaderos gustos personales del hombre, está condenada a ternernos siempre a su lado... Las demás no.

6 comentarios:

Mariana dijo...

Siempre han sido insuficientes rondando el desinterés las relaciones entre hombres y mujeres...Opino que el problema subyace después de algunos años los tiempos e cada uno y ese "ahogar" la relación que se desencadena en uno o en otro.
Hay hombres en exceso celosos que les duele en el alma que ya uno no quiera,en lo personal pienso que el amor llega cuando quiere llegar...ni ántes ni después.
Saludos!!

Anne dijo...

Pero falto un tiempo, y se me transforma, en consejero sentimental, jajajja.-
Estoy de acuerdo contigo.-
Para mi la libertad, es el acto de amor mas grande.-
Muchos cariños ivan, y que bueno volver a leerte, y ver como aparece la gran persona que eres.-

Anne

ivan-medina dijo...

JAJAJAJA....Annita... secuestrada?... perdida?...se le extrañó por acá....si casi hago una denuncia por presunta desgracia de una colega....jajajja
Un abrazo a la distancia y bienvenida de nuevo.

AnaR dijo...

No es que no sople a favor, nunca.Solo que...sopla a rachas...

Un abrazo

Anne dijo...

Ivan. . . estoy muy preocupada por ti y tu familia, espero, que para ustedes , se encuentren bien.-
toda mi soliradidad contigo, y los tuyos.-
Un cariño enorme y fuerza!!!

Maru dijo...

Te encuentro toda la raón, aunque soy mujer, odio la presión, me hace arrancar.
Miguel Bosé tiene mucha razón, hay que dejar que la vida fluya.
Un saludo desde Valdivia temblorosa.